La providencia de Dios

sky-sunset-night-spaceVosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy” (Génesis 50:20).

La palabra “providencia” ha sido utilizada para describir la soberanía de Dios sobre todas las cosas, al moverlas de acuerdo a su voluntad. Como piezas de rompecabezas él mueve todo para formar la imagen que él quiere. Como piezas de ajedrez él arregla todo de acuerdo a sus propósitos. Como un escultor él guía personas, circunstancias y eventos para moldear todo conforme a él le plazca.

Uno de los pasajes más claros que demuestra la providencia de Dios es Génesis 50:15-26. A continuación veremos cómo este pasaje nos enseña que: La providencia de Dios es su cuidado, guía y gobierno sobre personas, circunstancias y eventos, en el pasado, presente y futuro, para su gloria y el bien de su pueblo[1] Sigue leyendo

Anuncios

¿He cometido el pecado imperdonable?

pecado-imperdonableNo es cosa extraña que una persona se llegue a preguntar si ha cometido el “pecado imperdonable.” Aun verdaderos creyentes podrían llegar a pensar que han cometido un pecado del cual es imposible encontrar perdón. El asesinato, la violación, el suicidio o el adulterio, todos estos han sido propuestos como candidatos para ser considerados como el “pecado imperdonable”. Aquellos que han cometido estos pecados podrían vivir una vida en desesperación, pensando que jamás podrán encontrar perdón por lo que hicieron.

Para poder formular una respuesta completa debemos primeramente responder a la siguiente pregunta:

¿Cuál es el pecado imperdonable?

Contexto de Mateo 12:31-32:

El contexto del pecado imperdonable se encuentra en Mateo 12 (cf. Marcos 3:22-30). En este pasaje Jesús es confrontado por los Fariseos por haber sanado a un hombre endemoniado (12:22-32), justo después de haber estado enseñando acerca del Día de Reposo (12:1-21). Este acontecimiento fue controversial no sólo porque Jesús lo hizo en el Día de Reposo, sino porque tal hecho hizo que la gente se preguntase: “¿Será éste aquel Hijo de David?” (v. 23;  el mismo que había sido profetizado en 2 Samuel 7:12-14). En esencia, este milagro causó que los Fariseos reaccionaran fuertemente, pues Jesús acababa de demostrar que tenía autoridad no sólo sobre el Día de Reposo, sino que tenía poder sobre el poder de Satanás.

Sigue leyendo

Por qué no creo en el evangelio de la prosperidad

evangelio de la prosperidad alberto solanoA lo largo de la historia podemos observar movimientos los cuales tratan de manipular a Dios para que haga lo que ellos quieren. En esencia buscan que el el texto bíblico respalde sus ideales, sin importar cuan erróneas sean, y por ende terminan abusando la Biblia buscando que diga lo que ellos quieren que diga. Uno de estos esfuerzos recientemente ha sido el “evangelio de la prosperidad”, el cual es altamente peligroso, engañoso y los ejemplos de aquellos que lo practican van desde feo, triste, horrible, peores, hasta pastores que ganan salarios excesivos y predicadores que sólo aceptan donaciones que sean mayores a $100 dólares.

Este movimiento promueve una doctrina falsa que esclaviza a la gente a pensar que seguir a Jesús significa prosperidad y riquezas materiales, alegría terrenal, felicidad momentánea y el cumplimiento de sueños y aspiraciones. Da a la gente falsas esperanzas de salvación al igualar una buena vida física para una vida espiritual saludable. Pero cuando vemos la Escritura, fácilmente podemos ver que el evangelio de la prosperidad no es el evangelio de Cristo por las siguientes tres razones: Sigue leyendo

Cómo presentar el evangelio

sharing-the-gospel-in-costa-rica1. Háblale de Dios

Dios como creador de todo. Dios es el creador de todo lo que existe. Mira a tu alrededor, tu persona, la naturaleza, el universo entero; todo lo que existe ha sido creado por Dios (Génesis 1:1). Antes de que existiese la tierra y todo lo que vemos estaba Dios y solamente Dios. Él creó todo detalle en la creación. En su mente infinita y perfecta él ingenió absolutamente todo. ¿Por qué? Él no lo hizo porque se sentía solo o porque necesitaba a los humanos. Más bien él diseñó y creó todo por causa de su gloria y placer.

Dios como dueño de todo. Puesto que él creó todo, es por lo tanto el dueño de toda criatura (Salmos 24:1-2). Dios, siendo el diseñador y hacedor del mundo, tiene completa autoridad y no ha dejado nada fuera de su soberanía divina. No sólo eso, sino que Dios posé atributos divinos los cuales solamente él tiene, tales como su omnipotencia (Dios es todopoderoso por encima de cualquier poder en el universo), omnisciencia (Dios conoce todo lo que ha ocurrido, está ocurriendo y ocurrirá) y omnipresencia (Dios está presente en todo lugar en todo momento). Sigue leyendo